Blogia
Caribana

Entrevista/Esteban Emilio Mosyonyi: Hablemos Taíno

Entrevista/Esteban Emilio Mosyonyi: Hablemos Taíno

Miguel Lozano

Caracas.- Unos trescientos años antes de la llegada de Cristobal Colón, ya los taínos, del grupo lingüístico arawak, habían realizado su propia aventura para poblar, desde el norte de América del Sur, las antillas menores y mayores.

   Denominados a si mismos como “gente buena” (taínos) no legaron grandes monumentos y apenas se les conoce hoy por sus pequeñas muestras artesanales, algunos objetos atribuidos a este pueblo y topónimos.

   Según el antropólogo y lingüista Esteban Emilio Mosony, venezolano de origen húngaro, en una región del Caribe Central venezolano se está recuperando el chaima, un idioma que se creyó extinto, y esa experiencia abre esperanzas de acciones parecidas en otros casos como los taínos.

   Durante el siglo XX se estableció la creencia de la desaparición de este pubelo ante los rigores de la colonización, pero con el XXI algo cambió y apareció un enfoque que incluye la reclamación de la herencia taína por comunidades en varios países.

      En entrevista con Prensa Latina, Mosonyi, miembro de las directivas de la Casa Nacional de las Letras “Andrés Bello” y el Centro de la Diversidad Cultural, considera posible la recuperación de ese idioma, parte de un interés por recuperar la memoria cultural en auge hoy en diversas regiones.

   El profesor titular de la Universidad Central de Venezuela explica que ya un caso así ocurrió con el chaima, parte del sistema lingüístico denominado caribe costeño, con sus variantes chaima y cumanagoto, muy próximos entre sí.

-¿Cómo se puede hacer ese rescate?

- Acudiendo a la memoria colectiva, investigaciones recientes, etnohistoria, documentos de misioneros del pasado, documentos históricos.

   En el caso del chaima se partió de personas que recuerdan algo de la lengua y un esfuerzo comunitario. Lograron  restablecer lo suficiente para poder traducir textos bastante difíciles.

   A veces entre ellos practican la conversación en chaima, que no ha sobrevivido intensamente pero tampoco ha muerto.

   Es posible, con voluntad ir un poco más allá. El idioma que se hablaba aquí en Caracas podría restablecerse, no digo de manera generalizada, pero si con el reconocimiento generalizado de ese idioma que aparentemente se perdió.

- ¿Y que pasó con el taino?

-  La primera lengua arawak que se encontró en Guahananí (San Salvador, en el archipiélago de Bahamas, primera tierra pisada por Colón)  fue el taíno de donde proceden los primeros indigenismos entre españoles; por ejemplo las palabras canoa, maíz y conuco.

   Hoy hay círculos en Puerto Rico, República Dominicana y en Estados Unidos con inmigrantes descendientes de tainos que están recuperando la lengua.

   Es posible la recuperación mientras exista una documentación, trabajos aunque sean imperfectos realizados por historiadores, misioneros, hasta por viajeros y personajes como Alexander Von Humboldt que también tomaron notas.

   Así como se logró crear un idioma supuestamente artificial, pero con raíces reales como el esperanto, también es posible retomar, sobre bases documentales y estrictas, un sistema lingüístico y desarrollarlo como medio de comunicación contemporáneo, tal vez creando neologismos también.

- ¿Podremos hablar en taino en algún momento?

- Claro. Ya yo tengo por ahí un poema en taino de un dominicano que conseguí en Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, en una reunión.    La organización de las comunidades permite la retoma, no tratando de copiar al carbón costumbres ancestrales ni para desterrar el español, sino para convertirse en un pueblo históricamente completo desde su raíz.

- ¿Desaparecieron los indígenas en Cuba, República Dominicana y Puerto Rico?

- No. Con sólo ver el tipo físico de muchos cubanos o puertorriqueños uno se da cuenta que son descendientes de indígenas comparables con los pueblos actuales arahuacos.

- ¿De donde parte entonces el criterio de la desaparición?

- Primero del maniqueísmo de dividir el mundo en presente y pasado sin nexo comunicativo, de simplificar la historia.

   También el eurocentrismo, el positivismo que quería imponer una cultura totalmente renovada e intereses económicos, políticos y militares resumidos como imperialismo y globalización.

- ¿Puede ser que para sobrevivir la población indígena haya renunciado a su cultura?. Porque tengo entendido que en Venezuela en el censo hubo indígenas que no se declaraban como tales, al parecer por temor a la discriminación.

-También por vergüenza étnica, a veces. Temor, vergüenza, un olvido que también lo hay. Fue un proceso tan compulsivo que a pesar del adn de repente se encontraban con que el elemento mestizo era más fuerte y encubría lo indígena.

   Hay muchos factores, pero son reversibles y la muestra es que en el mundo entero hay un auge de los pueblos indígenas.

- ¿Un proceso así es reversible?

-  Ya está siendo reversible, lo que se ha logrado es tremendo, ya se habla de 500 a mil millones de indios en el mundo. Además el concepto de lo indígena se está ampliando porque los africanos antes se resistían a llamarse indígenas se decían campesino, pero ahora se está viendo que son indígenas en África.

- En países como Puerto Rico y República Dominicana hay un auge de la artesanía indígena en los últimos años, aunque tal vez con énfasis en el turismo ¿Enfoques comerciales, muchas veces dirigidos al turismo, apoyan o enrarecen la recuperación cultural?

- Para que haya actualmente el turismo social y cultural tuvo que haber antes un turismo mercantilista. Yo defiendo mucho los procesos, aunque comiencen contaminados.

   Si estamos buscando al ser humano puro, virtudes excelsas en todas sus manifestaciones a lo mejor estamos hablando de una abstracción que históricamente no existe. Hay procesos que nacen contaminados y se van depurando.

   Basta que un porcentaje significativo eche raíces con esas ideas para que tome fuerza y se reproduzcan manifestaciones no puramente comerciales, más sinceras y vinculadas al interés colectivo.

   Las valoraciones de Mosonyi, uno de los más reconocidos lingüistas venezolanos, capaz de hablar hasta siete lenguas indígenas con facilidad, se incluyen en un contexto internacional de rescate de las culturas autóctonas.

   Hablar taíno, entonces, no es una perspectiva descartable en un contexto en el cual la inquietud por el destino de estos idiomas va dejando de ser objeto de especialistas y se convierte en preocupación de las comunidades interesadas en completar su acervo histórico.

 

   Palabras consideradas de origen taino:

Anón, areito, arepa, barbacoa, batata, batey, bohío, boricua, cacique, canoa, carey, caribe, casabe, cayuco, cocuyo, comején, conuco, fotuto, guagua, guaraguao, guayaba, güiro, hamaca, huracán, jutía, iguana, jagua, jatibonicu, jíbaro, macana, macuto, maní, nigua, piragua, taíno, tiburón, yaguasa, zunzún

 

  ADN al rescate indígena:

   La genética llegó para apoyar a historiadores, antropólogos y arqueólogos en la identificación de los orígenes del hombre.

   Estudios de ADN mitocondrial (heredado solo por línea materna) del genetista Juan Carlos Martínez Cruzado y el antropólogo Juan José Ortiz Aguilú, iniciados en 1994 y concluido en 2002, indican que de unos 800 puertorriqueños investigados 61 por ciento tiene origen indígena, 27 por ciento africano y 12 por ciento euroasiático.

   En 2007 se inició el proceso de recuperar material prehistórico para extracción de ADN indígena en diferentes regiones de Puerto Rico y se amplió la muestra  a la República Dominicana.

   Un reporte previo, a partir de solo 95 muestras analizadas entre dominicanos, indicó que el 27 por ciento es de origen indígena, según reportes de prensa de ese país.

ml

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres