Blogia
Caribana

Petrocaribe: energía para la unión

Petrocaribe: energía para la unión

Miguel Lozano

Caracas.- A cuatro años de creado, el pacto energético Petrocaribe sobrepasó predicciones negativas, se impuso a los vaivenes del mercado internacional de crudos y se afianza como un modelo alternativo que muchos vieron nacer con recelo.
   Creado por iniciativa de Venezuela, quinto exportador mundial de petróleo, el acuerdo ha demostrado que puede contribuir al fortalecimiento de la integración latinoamericana al garantizar abastecimiento energético a sus miembros en momentos de crisis.
   Actualmente Petrocaribe suministra a 14 países 121 mil barriles diarios (incluyendo 20 mil a Honduras que se encuentran suspendidos como resultado del golpe de estado en ese país) en condiciones de pago beneficiosas.
   De los 18 miembros firmantes, aún quedan cuatro por activar los mecanismos del pacto, mediante el cual los receptores reciben financiamiento de hasta 25 años para pagar parte de la factura, con un interés de apenas uno por ciento.
   Creado en momentos de altos precios del petróleo, el mecanismo demostró que fue pensado para otras condiciones del mercado también, con un sistema que ajusta las condiciones al nivel del mercado.
   Según lo acordado, el financiamiento alcanza al 40 por ciento de la factura petrolera cuando el precio del crudo supera los 50 dólares, llega al 50 por ciento si sobrepasa los 80 dólares y hasta el 60 por ciento en caso que supere los 100 dólares por barril
   En su avance, Petrocaribe comenzó a apartarse de los modelos del consenso de Washington para promover un esquema que incluye el intercambio de crudos por productos y servicios de los países receptores.
   Los 18 países de Centroamérica, Suramérica y el Caribe miembros del acuerdo poseen más de 88 millones de habitantes y una extensión territorial de un millón 879 mil 210 kilómteros cuadrados.
   La perspectiva va mucho más allá de un espacio comercial con condiciones de pago flexibles para comenzar a estructurar una plataforma energética regional, lo cual incluye la creación de la infraestructura asociada requerida.
   Los logros incluyen la creación, ampliación o reactivación de plantas de refinación, ampliación de generación eléctrica con inversiones de  24 mil
566 millones de dólares, y una generación estimada de 59 mil 647 empleos directos e indirectos.
   Hasta junio de 2009 fueron creadas bajo la sombrilla de Petrocaribe once empresas mixtas de Venezuela y ocho naciones  miembros.
  Dos barcos (Petión y Sandino) comenzaron a surcar los mares con la bandera de Petrocaribe, como parte de una estrategia orientada a disminuir los costos de transacción y de la factura energética, al eliminar intermediarios.
  La inversión de 140 millones para adquirir los primeros dos buques garantiza una reducción de 20 por ciento en fletes.
  La factura negociada supera los seis mil 900 millones de dólares, de los cuales dos mil 900 millones son financiados a largo plazo, lo que permitió a los miembros recibir en total 90,5 millones de barriles de combustible, incluyendo gas, gasolina y diesel, entre otros.
   Países como Dominica, San Vicente y las Granadinas, Granada, San Cristóbal y Nieves y Nicaragua, ampliaron su capacidad de almacenamiento y distribución, a lo cual se suman otros proyectos en marcha.
   El enfoque de Petrocaribe incluye el apoyo a la ampliación de la red de distribución del servicio eléctrico con financiamiento para la ampliación de plantas de generación en Nicaragua, Haití, San Cristóbal y Nieves y San Vicente y las Granadinas.
  El estimado más reciente indica que esos proyectos con una capacidad conjunta de 320 MW cubrirán del 17 al 40 por ciento de la demanda eléctrica en los países beneficiados.
   La proyección abarca ocho proyectos de refinación en Cuba, Nicaragua, Haití, Jamaica y Dominica, que ampliaría la capacidad de la región en 580 mil barriles por día.
   El desarrollo de Petrocaribe en sus cinco años sobrepasó el campo energético para extenderse a sectores básicos del desarrollo social, con el respaldo del fondo financiero Alba-Caribe.
   Este mecanismo entrelaza el paco energético con la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), otra iniciativa integracionistas conformada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Honduras, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.
   Los fideicomisos creados para el manejo de la factura energética financiada a largo plazo, permiten el avance de 48 proyectos sociales de viviendas, salud, vialidad, seguridad ciudadana  y educación, entre otros, en 11 países con una inversión de 222 millones de dólares.
  Los grupos técnicos creados abarcan propuestas como un plan maestro de suministro de gas, programa de ahorro y uso eficiente de la energía con la sustitución de bombillos incandescentes por fluorescentes y un estudio preliminar para la instalación de micro centrales hidroeléctricas.
  Asimismo proyectos de energías renovables con la identificación de potenciales eólico, geotérmico y el estudio de la energía solar, además de planes de adiestramiento de cuadros técnicos.
   Petrocaribe lo integran Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucia, Surinam y Venezuela.
Fuente:Prensa Latina

ml

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Diego -

Hola, queria invitarte a que agregues tu blog a planetavenezuela.com.ve
es un directorio de webs y nos gustaría que estuvieras.
saludos

Diego
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres